“Estamos pasando de una guerra comercial a una guerra de monedas” – Entrevista a Santiago Arias.

santiago-arias

Por: Pulso Trader

Fecha: 05/08/2019

—El Head Equities Regional de la entidad financiera entrega sus apuestas para la bolsa chilena, donde destaca a Falabella y a los sectores bancario, salmones y construcción.

Los mercados globales han sufrido fuertes movimientos en los últimos meses tratando de asimilar los efectos de la guerra comercial entre China y Estados Unidos, así como los movimientos de la política monetaria de la Reserva Federal del país norteamericano. En ese contexto, Santiago Arias, Head Equities Regional de Credicorp Capital, analiza los efectos que tendrían para los mercados las acciones que seguirían los bancos centrales mundiales para estimular sus economías.

¿Cómo ven el panorama global?

—Estamos pasando de una guerra comercial a una guerra de monedas, porque todos los bancos centrales están intentando estimular sus economías. En vista de que la inflación sigue siendo baja, no será un tema importante la depreciación de monedas porque todos intentarán mover sus tasas al mismo tiempo.

¿Qué efectos tendría la baja de tasas de la Fed?

—No vemos mayor impacto en el dólar a nivel mundial, debido a que casi todos los bancos centrales seguirán los movimientos de la Fed. Para América Latina y los commodities, en tanto, es un escenario relativamente positivo, porque si bien China se ha estado desacelerando levemente, lo que ha empujado a las materias primas a la baja en el último tiempo, también las tasas más debilitadas a nivel internacional ayudan a que los commodities tengan una mayor estabilidad, incluido el cobre.

¿Qué más ven en la región?

—Latinoamérica está acercándose al buen desempeño accionario que ha vivido el resto del mundo, aunque sigue por detrás de mercados desarrollados, con Brasil y Argentina liderando. Al contrario, los peores desempeños han sido los de México y Chile. Eso se debe principalmente a que la bolsa chilena fue afectada muy directamente por algunos de los commodities que se han visto impactados por la guerra comercial o por factores más específicos, entre ellos, la celulosa y el litio. Otro factor ha sido la menor inflación, que le ha pegado a los bancos, que forman gran parte del principal índice. También hemos tenido varios eventos de capital importantes, como el de Cencosud Shopping y el de Enel Américas, que han presionado al mercado.

¿Cuáles son sus perspectivas para el mercado local en lo que queda de 2019?

—Para el segundo semestre tenemos una visión más positiva. De hecho, a nivel de portafolio regional es la primera vez que en más de un año estamos casi neutrales con Chile, después de haber subponderado. Hemos visto algunas empresas como Falabella o los bancos que han comenzado a reportar un poco mejor o hablar de temas operacionales con una mejor tendencia. Por ejemplo, por el lado de consumo los salarios han empezado a mejorar levemente y los efectos de la migración son menores. En los bancos hemos visto en los últimos meses una recuperación importante y la disminución de la tasa de interés del Banco Central también debería ayudar al crédito, lo que a su vez también debería ayudar a la economía y al consumo. Adicionalmente, ya no tendremos eventos de capital importantes. En tanto, las expectativas para el mercado chileno en general son bastante bajas, por lo que hay poco espacio para que las empresas sorprendan en ese sentido, donde si bien Chile no está barato, pero con los ajustes que se han hecho tampoco se ve caro.

¿Entonces es un buen momento para entrar a la bolsa local?

—Pensamos que sí, pero hay que ser pacientes y tener una mirada de mediano plazo, de al menos un año.

¿En large cap y small cap cuáles pueden destacar?

—Tenemos una visión bastante positiva en los bancos, creemos que el crédito debería expandirse. Respecto al consumo, en Falabella hay buenas expectativas en mejoramiento del hogar, y si bien ha hecho un esfuerzo enorme por el lado del e-commerce, no hemos visto eso en los números en los últimos años, pero creemos que eso debería comenzar a verse pronto. Por el lado de las small cap, para el sector de construcción, en general, pensamos que tanto por el crédito como por las tasas más bajas debería haber un impulso por el lado de las viviendas.

También nos gusta el sector de salmones, ya que vemos una demanda robusta de largo plazo. Pese a que varias han sido compradas y deslistadas de la bolsa, vemos que hay oportunidades en las pocas firmas que siguen transándose en el mercado. El sector seguirá consolidándose, por lo que se volverá más profesional, menos cíclico, con mejores dinámicas de precio y evitará los problemas del pasado.


Noticias