Director de portafolio de Credicorp AGF: “La inversión tendrá en 2020 una caída importante, mayor a lo esperado por el Central”

klausk

Por: La Tercera – Pulso

Fecha: 6 de enero de 2020

—En un mundo de bajas tasas de interés, considera que los portafolios deben aumentar sus inversiones en activos reales y alternativos.

— Advierte que es importante recordar que Chile, al ser una economía abierta, depende de lo que pasa en el mundo y con precio del cobre.

Dimensionar los impactos de la crisis social ha sido una de las tareas más complejas para el mercado local y, considerando las discusiones políticas en curso, la incertidumbre será determinante para este año. En ese sentido, el director de soluciones de portafolio y estrategia de Credicorp Capital AGF, Klaus Kaempfe, comenta que la inversión sufrirá una importante caída en 2020, incluso mayor a la proyectada por el Banco Central. Por esto, el ejecutivo afirma que la selectividad en los portafolios será clave para sortear con éxito la volatilidad que se dará este año.

¿Qué riesgos ven para 2020?

—El principal riesgo internacional es saber si se producirá la recuperación económica que estamos esperando. Si uno analiza las 10 últimas recesiones en EEUU, más de la mitad han sido asociadas a la disrupción de la oferta internacional del petróleo. Si bien esto no es petróleo, si está teniendo impacto en la capacidad de compra en el consumidor chino. Además, existen riesgos de que la inflación en EEUU se acelere desmedidamente y esto obligue a la Reserva Federal a subir tasas. Este escenario podría llevarnos a un 2020 similar al 2018, es decir, que el mercado incorpore en el precio algunas alzas de tasas.

En el plano local ¿cuál es su diagnóstico respecto a la situación que vive el país?

—En general, la incertidumbre es el principal paralizador de las inversiones. Creemos que la inversión tendrá el 2020 una caída importante, incluso algo mayor a lo esperado por el Banco Central, y por desgracia también veremos un aumento en el desempleo. Pero es importante hacer los números y ser selectivos. Es obvio que las utilidades de muchas empresas bajarán de manera importante el cuarto trimestre de 2019, pero esto no significa que no haya oportunidades. Todos estamos preocupados porque es difícil anticipar lo que viene, pero creo que se nos olvida que Chile, al ser una economía abierta, también depende de lo que pasa en el mundo y con el cobre, y por ese lado estamos positivos.

Para un inversionista con exposición a Chile ¿Cuáles son sus recomendaciones para 2020?

—En general, la renta fija chilena está con tasas atractivas con bajo riesgo de crédito. Recomendamos mantener posiciones en bonos corporativos con nota 'AA' y con duración entre 3 y 5 años, o bien fondos de esas categorías. En renta variable local, seguimos cautos y muy selectivos. Nos gustan las compañías que se mantienen golpeadas y que tienen la mayoría de los ingresos generados fuera de Chile. Hay oportunidades en acciones cíclicas en Chile, pero el escenario es más binario. Nos gusta bastante Latam Airlines y Brasil es el país con mejoras de fundamentales.

¿Cómo ven el ánimo de los inversionistas extranjeros?

—Es importante hacer una diferencia entre los plazos de inversión. Los inversionistas de corto plazo se han vuelto más negativos en términos de proyecciones y se han ido ajustando a las proyecciones del Central. Mientras, los de largo plazo, que son los que realmente invierten e históricamente han estado subponderados en Chile, están comprando porque los precios son atractivos para cerrar esa. Pero finalmente la visión de los extranjeros sobre Chile irá de la mano con el desempeño del cobre. Si ven que esto es transitorio, y si tienen un horizonte de inversión de unos tres años, esta puede ser una oportunidad. Es como lo que ocurrió en Brasil entre 2013 y 2014.

A nivel internacional ¿Cuál debe ser la estrategia para cubrirse de riesgos como las elecciones en EEUU?

—El 2020 será el año del resto del mundo. Lo digo así ya que los últimos 3 años EEUU ha liderado las rentabilidades por buen desempeño de la bolsa, pero también con un dólar fuerte. El próximo año, el liderazgo en términos de inversiones estará en Europa y Emergentes por crecimientos acelerándose y apreciaciones de las monedas. Eventualmente en 2020 tendremos una guerra de divisas y una de liderazgo en el ámbito tecnológico. En ambos casos hace sentido diversificar las inversiones fuera de Estados Unidos.

¿Qué macro tendencias podrían marcar esta nueva década? Por ejemplo, el giro de la globalización hacia el proteccionismo?

—Claramente el fin de la globalización es un tema crítico para las inversiones, pero esto viene de la mano con una desaceleración cíclica de China, que ha impactado en las ventas internacionales. Creemos que parte de esta localización podría retroceder durante el 2020 y veríamos precios de materias primas algo más altos

En Latinoamérica hemos visto tendencias importantes en la creación de bancos digitales en Brasil, crecimiento del e-commerce en Latinoamérica y desarrollo de medios de pagos asociados a estos. Creemos que estas tendencias están ofreciendo oportunidades diferenciadoras en la región. Además, vemos cómo la demografía y el envejecimiento, la robotización, la inteligencia artificial, la penetración de internet y smartphones, son tendencias de países emergentes que vienen para quedarse.


Noticias