Credicorp Capital saca al pizarron a los bancos chilenos para ver los efectos de la crisis social.

sebastian-gallego1

Por: Diario Financiero

Fecha: 27 de enero de 2020

La firma sacó de sus carteras recomendadas a las acciones bancarias del país. Considera necesario que las compañías financieras se enfoquen y consoliden sus negocios ante el escenario económico.

El escenario de la banca para 2020 cambió tras el estallido social. El head of Equity Research de Credicorp Capital, Sebastián Gallego, advierte que el desempeño de Santander, Banco de Chile, Bci e Itaú no estará exento de desafíos. Algo no menor, teniendo en cuenta que las perspectivas de la firma proyectan una actividad económica creciendo un 1,2%, una desaceleración de la inversión cercana al 4,5% y no descartan un nivel de desempleo sobre el 10%. Y es que la crisis social caló hondo.

A diferencia de los hechos ocurridos en Colombia y Perú, Gallego dice: "Chile nos sorprendió y lo llevó quizás a otro nivel que ciertamente no estábamos esperando". Así, destaca que en este inicio de año, como se ha evidenciado en los últimos días en el mercado, los bancos han tenido un comportamiento negativo ante la incertidumbre. Con este panorama, Credicorp decidió que ninguna de las acciones de los principales bancos del país esté en sus carteras recomendadas. De cara al futuro, Gallego comenta que una de las principales interrogantes que deberán responder los bancos, a partir de esta semana en el marco de las conferencias en que presentarán al mercado sus resultados durante el cuarto trimestre de 2019, es cuánto estiman que se va a deteriorar la cartera de crédito producto de la crisis. El agente no descarta que, durante el año, puede verse un deterioro sistemático en la medida en que todavía las compañías están hablando de recortes en personal.

"Posiblemente, estamos hablando de recortes potenciales en inversiones, sobre todo del sector privado", explica. A nivel de negocio observa que los bancos van a seguir enfocándose en segmentos de rentas altas, que es algo que se viene dando en los últimos años. No obstante, estima que "puede ser que hayan ciertas modificaciones a la estrategia en cuanto al gasto operacional". Frente a los procesos de transformación digital que están desarrollando los cuatro bancos, Gallego menciona que "puede ser que se saque el pie del acelerador para mitigar la baja en el crecimiento de los ingresos, particularmente este año".

¿Cambiar los proyectos?

Consultado si los bancos chilenos debieran cambiar sus focos de negocio, teniendo en cuenta que Santander y Bci se preparan para entrar al sistema de medios de pago, por ejemplo. "Quizás deberían retrasar esta iniciativa y concentrarse en mejorar el rendimiento y eficiencia", considera. Gallego explica que bajo el antecedente que Santander y Bci apuntaban a las pymes para entrar al negocio de medios de pago, este segmento ha sido uno de los que quizás más ha sufrido con la crisis social.

"Esperaríamos que no se apreté tanto el acelerador en un proyecto como este, por lo menos de entrada", afirma. A pesar de esto, hace el alcance que al mirar el proyecto al mediano plazo ve una oportunidad interesante en capturar ciertos clientes. Sobre las intenciones de Bci en aterrizar en Perú, el ejecutivo de Credicorp Capital manifiesta que "para nosotros, es claro que la estrategia en este momento debería estar enfocada en la consolidación de las recientes compras tanto en Estados Unidos como en Chile".

Gallego recuerda que el mercado peruano es bastante complicado, en el sentido de que hay cuatro jugadores muy fuertes. "Nosotros pensaríamos que entrar con una participación de mercado pequeña en Perú es algo que de pronto no debería estar en el radar del Bci", sostiene. Respecto a la transformación de sucursales que está llevando a cabo Banco de Chile, el agente considera que los inversionistas están buscando que la firma ligada al grupo Luksic y Citibank se enfoque en nuevas iniciativas y desarrollos, que pueden incluso hacer más visible en términos de transformación. En Santander, dice, el objetivo para este año debería estar centrado en consolidar sus iniciativas de seguro con Klare y de Santander Consumer Finance.

"Para mitigar un poco la desaceleración en el ritmo de crédito", precisa. Para Itaú son varias las tareas, afirma. La compañía debe sobrepasar los problemas de la integración, sobre todo en Colombia. "Ha tenido dificultades desde el día uno de la fusión. Es un banco que tiene poco espacio de maniobra en un contexto donde las principales entidades controlan más del 60% del mercado", observa. La firma que pronto será dirigida por Gabriel Moura también debe "rentabilizar las operaciones", añade. Gallego señala que existe un marco general para todos los bancos: "Este año va ser de prudencia en el riesgo, de cómo se controla, y esa es la prioridad número uno".


Noticias